Va a conocer España después de que el votado caballo de Atila la haya hecho retroceder:

La número dos del PP lleva al Congreso su propuesta de reforma del Estatuto que le permitirá sortear las encuestas y dibujar el territorio electoral a su antojo para evitar alternancia en el poder de esa comunidad. Los cambios planteados por Cospedal plantean reducir a 25 el número de diputados en el Parlamento castellano-manchego (ahora son 49). En el PP argumentan que la medida se justifica en el deseado ahorro presupuestario, pero se da la circunstancia de que Cospedal ya le ha quitado el sueldo a los diputados de su comunidad. La propuesta ha llegado al Congreso y está pendiente de la calificación de la Mesa para fijar la fecha de debate.

¿Qué efectos consigue Cospedal con su reforma? En primer lugar, IU pasaría de necesitar el 5% de los votos para obtener escaño en cualquiera de las provincias a precisar entre un 14% y un 18%. A todas luces, la propuesta de la número dos del PP aparta de facto a la coalición de izquierdas del arco parlamentario de esa comunidad.

 Información completa en El Diario