Del hotel. A ver si desde aquí me sube fotos.

aeropuerto de beirut, a mi llegada. un clérigo, un soldado y la mitad del bello rostro de mi amiga laica, mónica g. prieto