La siempre valiosa información de Andreu Manresa:

La huelga “indefinida” de docentes de Baleares quedó en suspenso el pasado lunes y las clases se iniciaron,tras 15 jornadas de bloqueo de los centros. Pero el conflicto educativo y la tensión política siguen latentes. Anoche fracasó la octava reunión negociadora del Gobierno del PP y los sindicatos, que reclamaron propuestas nuevas para regresar a la mesa de diálogo. El Ejecutivo no cambia de postura de antes de la “congelación” de la protesta. La huelga sigue convocada. Y el poder anuncia mano dura (abriendo expedientes) si los profesores ejecutan el boicoteo a la aplicación del trilingüismo, previsto para tres cursos de primaria, un curso de secundaria y en segundo ciclo de infantil. En los medios, el PP y el Ejecutivo, resaltaron su advertencia: “Las normas son para cumplirlas y respetarlas”, dijeron. Pero en la mesa de la huelga se esquivó la amenaza cara a cara.

Leedla entera en El País.