Por Rosa María Artal.