Una imagen, esta vez sí, vale más…

7 01 2013

… que todos los discursos.

ritratto di famiglia in un interno


Acciones

Informacion

11 respuestas a “Una imagen, esta vez sí, vale más…”

7 01 2013
Lola Fassía (15:44:44) :

Pos a mí me parece que el afoto ha quedado como muy regio, ¡pardiez!

7 01 2013
Txomin Goitibera (16:48:35) :

Un peine mellado. Qué foto.

7 01 2013
javier (18:25:57) :

Ante estas fotos, siempre fantaseo con la ide de que un enorme socavón y silencioso socavón comenzará a abrirse bajo la alfombra y engullera arañas, militares, presidentes, ilustres invitados y regias personas simbolos de la unidad inquebrantable de los hombres y tierras de España en una Unidad de Destino en lo Universal. Sería la leche. Ah..y una Conschi para relatarlo. ¡Joder es que me meo de gusto!

7 01 2013
Aracne (18:56:59) :

¡Qué bonita! Viena fin de Siglo, Sissi Emperatriz, La Corte de los milagros…Oh, Señor de los Ejércitos, gloriosos tiempos duraderos. Una foto fija, un tiempo detenido. Dan unas ganas locas de colarse ahí y hacer travesuras…

7 01 2013
tini (19:31:44) :

Cuando estudiaba el bachillerato, las fotos de la Corte me llevaban a pensar en una España anquilosada en el turnismo, el salón del trono, los uniformes militares. El pasado.
La máquina del tiempo nos ha jugado una mala pasada.

7 01 2013
Raúl Fernández Justo (19:41:03) :

Con el artículo de ayer en El País( paga la Casa) el acercamiento a los jóvenes es absoluto. Marca blanda y consumidores indiferentes…

8 01 2013
Raúl Fernández Justo (08:27:14) :

Marca blanca; genérico,sucedáneo,carente de prestigio…¿Blanda? No Blanca. Sorry.

8 01 2013
CBT (10:50:56) :

Anacrónica y regia/rancia estampa. Pero: ¿no es verdad ángel de amor que en esta aparcada orilla… y la verdad es que gran parte de Europa está llena de arañas en el techo y pingüinos pisando mullidas alfombrar persas?

8 01 2013
Txomin Goitibera (13:12:11) :

IIIIIIIIIIIII,,,,IIIIIIIIIIIII

8 01 2013
arafrei (14:08:04) :

No se ven mujeres, sólo veo a la reina.

9 01 2013
Gabriela (02:09:15) :

El exiguo esqueleto de la gentil princesa requetetocada se queda en menos que nada , dentro de la regia estancia. Como símbolo de lo prencindible no está mal. Todo lo demás sobra también, por supuesto.