Leer estas cosas tendría que desgravar:

La residencia de la infanta es descrita como “una casa grandiosa, noble y a un tiro de piedra del ayuntamiento de Ginebra”. El alquiler que pagan es de 6.000 euros mensuales, según fuentes próximas a la pareja. Sin embargo, de acuerdo con las tarifas de la zona ronda los 10.000 más gastos.

Es notablemente más pequeña que Pedralbes, pero aun así tiene seis habitaciones que acogen al matrimonio y a sus cuatro hijos —Juan, Miguel, Pablo e Irene— y donde esperan recibir muchas visitas. La primera en acudir fue la infanta Elena, que ayudó a su hermana a instalarse en los últimos días del mes de agosto. Poco después llegó Claire Liebaert, la madre de Iñaki Urdangarin, que está dispuesta a pasar con ellos largas temporadas. Para los próximos días se espera la llegada de la Reina para felicitar a su nieto Juan, que el día 29 cumple 14 años.

Si alguien quiere darse el turre, la info completa está en El País