Este texto de Julia Luzán, publicado en elasombrario.com, os va a gustar. Tanta sangre vertida.