Apuntes 3

16 09 2014

Mercado de fruta y verduras, Gran Canal

 

 

 

 

Hay algo placentero -llamadme conformista, llamadme sabia- en reconocer que mi actividad física se reduce a dar cortos paseos con muletas pasillo arriba y abajo (con un bolso pequeño colgado del cuello para llevar los teléfonos), y, ya de nuevo en la posición de a sus órdenes, doctor, deeeescanseeen, apretar los muslos para relizar modestas pero constantes contracciones para reforzarme isométricamente hablando.  Reconocer que las millas y kilómetros que puedo recorrer en este estado -por largo que sea el tiempo, tiene arreglo quirúrgico, no me quejo- son de nubes y vientos, de recuerdos y caminos en el agua. Por consiguiente -oh, latiguillo del Jarrón Chino Cebolleta-, dedico mis fuerzas a tareas que se encuentran a mi alcance. Y estos días me ha dado por archivar. Ya que no puedo con los papeles ni las carpetas ni los libros, dedico mi intangible talento a poner orden en ese otro armatoste, el digital, cuyo contenido ha ido creciendo en tropel. ¿Os acordáis de cuando usabamos cámaras con tarjeta, antes de que los móviles nos metieran en el lugar sin límites, o sin otro límite que la evanescencia? Pues bien, sí: montones de diminutas SD, de muchas marcas, algunas my exóticas: Toshiba, Kingston, Dikom, Lexar,  Sandisk, Kodak, Pretec, Peak, MC,  All Around… Made in Taiwan o en cualquier otro sitio con mano de obra barata. Da lo mismo, han servido para preservar mi memoria en un soporte externo. Parte de ella, porque tengo varias cajas grandes con fotos de papel, de las que he escaneado solo una mínima porción, la imprescindible: infancia, adolescencia, juventud. Las Kingstom me las proporcionaba Mohamed, un beirutí del barrio chíi de Haret Hreik, que cuando los bombardeos israelíes del verano de 2006 se quedaba a dormir en la tienda de fotografías de Hamra, en donde trabajaba.

Claroscuros

Resulta apabullante la revisión metódica, por países, por momentos. Naturalmente, dada mi torpeza, me he salvado de tener que clasificar muchísimas más, pues antes de la foto digital fui muy torpe, y sólo tengo fotos que me hicieron. Desde que surgieron las facilidades y comprendí que fotografiar era mejor que tomar notas, es una avalancha, una inundación.

Una feliz inundación.

Y también un ataque de pánico, relacionado con el líquido elemento. ¿Dónde demonios están las fotos que hice durante mi estancia en Venecia, a finales del invierno de 2009, para encontrarme allí con Irene y Francesca? Como suele decirse, al comprender que podía haberlas perdido “un sudor frío me cubrió de pies a cabeza”.  Recordé los cambios de ordenador, por defunción del mismo, los reseteos… Plot, plot, plot. Afotunadamente recordé que había trasdisqueado -traspapelado era lo otro- el disco duro externo que en un momento de lucidez me compré, y al que no hice ni caso, fascinada por los pen que poseo a decenas, soy incorregible.

Y aquí está: Venecia. Os diréis: canales, góndolas, puentes con o sin suspiros, la hermosa planicie de San Marcos. Yo recuerdo, aunque no los fotografié, los empinados peldaños que conducían al vestíbulo del hotelito -sin calefacción,

Aire para el espíritu

modesto, ¡pero en el Gran Canal!-, los interminables sube y baja en los embarcaderos, y, con toda mi admiración, a las mujeres que van al mercado y arrastran sus compras con el carrito por las callejuelas, las escaleras, los vaporetti… Son heroínas, como tantas otras, aunque no lo sepan. Si yo fuera una buena fotógrafa, hoy estarían aquí. En su lugar, otras cosas.

Lo más emocionante de este recorrido mío es que he descubierto fotografías que había olvidado que poseía, o que alguna vez me poseyeron. De ellas os hablaré más adelante, en estos Apuntes que me sirven para apuntalarme por dentro, para asirme a aquello  a lo que pertenezco, y que se revaloriza cuando sé que lo quiero compartir.

Memorias, salvavidas, cuerdas de aquellas que antes iban de balcón a balcón, intercambiando mercancías.


Acciones

Informacion

12 respuestas a “Apuntes 3”

16 09 2014
Conshi (13:20:40) :

Estaba segura, querida Marujasión, de que una mujer sensible y fomateada como tu no iba a reinisiar el curso elucubrando sobre la basura dialéstica que invade a nuestra sosiedad arrasada por la corrupsión y la demagogia y la cosa esa del nasionalismo que me pone de mala leshe Maru la verdá y entonses mencanta oirte hablar de tus senfermedades y de lo jodida y limitada que estás deambulantedemente y me digo a mi misma joder qué suerte tiene Maruja de estar enferma cómo le sube la sensibilidad y sacuerda de Venesia ¡¡ digo Venesia¡¡ que mi Curro se jartó una noshe de vino en Venesia y no quería más que sielo y calles sestreshas y puentes si venga puentes crusando los canales y me desía Conshi me has traido a Venesia a cosa hesha pa vorverme loco y entonses no? me digo osú que suerte tiene Maru me gustaría estar enfermisa como ella pa acordarme de Roma de Santiago de Compostela y de Sanlucar de Barrameda que son tres lugares del mundo subyugantes si envolventes por sí mismos igual que Venesia con to la leshe que yo mamé y entonses me digo no? Maruja que no se cure y así será cada ves más poetisa y nos hablará de sus salvavidas y sus cuerdas de contacto y sus sapuntalamientos y sus sarshivos síntimos y todo será menos banal y nasionalista con mis castas toas ya por dios quiero estar malita coño.

16 09 2014
AnnaGB (16:19:21) :

No es tarea fácil buscar y reordenar tanta información e imágenes y en distintos formatos o soportes. Yo no me vería capaz de algo así. Cuando termines te quedarás bien satisfecha como si hubieras recuperado años de vida, aunque sólo sea en forma de recuerdos. Imagino que debes de pararte un montón de veces cuando ves según que fotografías ¿no?. De todas formas cuanto más tiempo pasa más fácil es desprenderse del polvo y la paja y seleccionar lo que realmente importa o importará de tus experiencias.

16 09 2014
BENJAMIN (18:36:03) :

Creo, Maruja, que ha llegado el momento en que lo que denominas acertadamente ‘Apuntes’ -mucho mejor que ‘Memorias’- pasen a convertirse en realidad para tus lectores. Te esperamos.

16 09 2014
Ovidio Parades (19:50:17) :

Hermoso apunte, querida Maruja.

16 09 2014
Carlos N. (22:59:32) :

A Maruja la leo yo que sé,hace 40 años.Siempre me acuerdo de aquel cumpleaños que pasé sólo en una barra de un bar acordándome de otro cumple que Maruja pasó más o menos así en un país perdido de por ahí.
Yo no sé si Maruja es consciente de los trozos de vidas que habrá vivido con tanta gente,tantos años.Lo he pensado muchas veces pero es de esos pensamientos que no van a ninguna parte.

Pero quería hablar de Conshi.He leído lo que ha escrito y se me ha ido la depre.Vaya tela.

17 09 2014
Ma Angeles Amor (11:52:14) :

Animo Maruja y en cuanto puedas,escribe todos los recuerdos que tengas de tus viajes.Yo te leo desde los tiempos de la revista “fotogramas”.Que dejes pronto las muletas,va`.

17 09 2014
CBT (14:47:40) :

Me embeleso leyendo el caudal de vida que desparrama Maruja en tan sólo unos apuntes, todo ello -además- estimula tanto mi imaginación que me deja colgada. Y así quedo.

17 09 2014
Mavis (18:28:26) :

Aiss, Maruja… Como ha pasado el tiempo… Mis recuerdos a traves de tu blog y aquella “correspondencia” de comentarios, en revoluciones en aquella plaza de Egipto; o por El Líbano de tus amores..y siento que son muchos monmentos, dias, muchas ilusiones que no cuajaron pero que nos mantienen con la esperanza de algo mejor. Me alegro de poder enviarte un abrazo .
Hoy recordaremos en Madrid, Casa de América, a Dorival Caymmi, el inolvidable bahiano a traves de su nieta Stella. Su canción de Gabriela, ese nombre querido… Me gustaría sugerirte que escuches su voz .

17 09 2014
Carmen O (19:23:54) :

Nos estamos aficionando a estos apuntes, tu sigue “siempre adelante”…

17 09 2014
Jm (21:48:24) :

Conshi, lo de sensible y formateada me ha llegado alma.

21 09 2014
anna (17:25:03) :

Ay las fotos que hicimos…
Este verano fui a enseñarle a mi madre una foto del sitio donde estaba ese mes mi hermana. Lo tengo por aqui.. espera, no aqui no…
No estaba la foto, no estaban las fotos del viaje de bodas de plata que hicimos hace cinco años. No estaban en el portatil, ni en los discos duros, ni en tarjetas. No estaban. Despues nos dimos cuenta que aunque casi todas las semanas decimos:¿Te acuerdas de que en Sicilia…? y recordamos mucho el viaje en si, ni una sola vez habiamos mirado las fotos, y por supuesto jamas estuvieron en papel.
No tengo ni idea de cuando desaparecieron.
Eso si, seguimos con el te acuerdas aquel dia/ guiso /ruina/ sitio?
Y nos acordamos perfectamente.

23 09 2014
Conshi (18:01:02) :

Queridas marujatrises cospedalinas sensibleras cármenes shaconeras todas mias de mi corasón y de mis sentrañas:

No os de preocupeis ni esteis sen guardia porque las guardias las pagan fatal la verdá y entonses caris mias sen este inisio otoñal mi mensaje es que tranquilas porque muy pronto va a de venir a España la tersera república federal asimetrisiense con 35 Estados sindependientes pero federados incluidas Catalyuña y el Estado yihadista de Andalusía reconquistado por los moros con una invasión de drones y una guerriya anticlítoris en las capitales sandalusas corruptas por los cursos de formasión lars ba jabida lilah jabibi Alá es grande no? y entonses sel PP va a hundir a España y la economia y tó porque pa eso el PP es de dereshas que no os senterais nunca marujatrises pero entonses tranquis porque en 2016 van a ganar las selecciones Podemos y el PSOE y se van a aliar y entonses ya vendrá la felisidá verdadera y una pensión pa nosotras féminas for the face y la poligamia y nada de deuda pública y una corrupsión pastada por escrito al 3% y punto y el que se ecseda a la cársel ya coño tanta leshe ya y una vida más progresiente ya de una ves tanto siglo XIX ya leshe féminas sal poder qué jartita estoy compañeros si compañeras esa banalidá esa simplesa argumental de Pedro Sanchez Péres Gómes Alvares me pone a mil la verdá pero que no sentere mi Curro marus mias por dios.