Apuntes 5

1 11 2014

Foto del premiadísimo Rafael Sanz Lobato

Siempre que contemplo esta impresionante imagen del gran fotógrafo sevillano Rafael Sanz Lobato -que reproduzco respetuosamente-, me veo en esa niña con mantilla y de mirada rebelde que, malhumorada, forma parte de un cortejo funebre femenino. Seguro que yo no era así, que caminaba cabizbaja de la mano de mi madre o mi tía, o de las dos, Lola y Julia subiéndome en la mañana de Todos los Santos a un tranvía que bordeaba la falda de Montjuic -finalizaba en ch, por entonces-, y haciéndome fijar la atención, severas, en las barracas garrapiñadas de cartones que se apretujaban entre el mar y nosotras. “Si la famiia no nos hubiera recogido”, decía Lola, “nosotras estaríamos viviendo aqui”. La tía Julia cabeceaba, aprobando aquella muestra de gratitud. Bajábamos delante del cementerio, en una especie de explanada, y creo recordar que llevábamos las flores puestas, porque las que vendían a la puerta eran demasiado caras para nosotras.

Recuerdo a muchas más mujeres que hombres, ese día, en el camposanto, un hervir de figuras negras y enmantilladas como las de la fotografía. Para mis acompañantes era su jornada de reinas del duelo. Se habían traído, como tantas inmigrantes del sur, la tradición de que a las mujeres no se les permitía acudir al entierro, pero el resto del año visitar tumbas de parientes era una de las grandes ocupaciones femeninas de la clase humilde. Llevaban el luto como otras llevan hoy el bótox, un añadido que coronaba su oscuro terreno de dominio.

Siempre que examino, y admiro, la imagen de Sanz Lobato, me pregunto si la niña rubia y campesina se libró, igual que la pequeña morena y callada cría del Raval que era yo, de visitar cementerios en fecha tan señalada.

Y de todo lo demás.


Acciones

Informacion

8 respuestas a “Apuntes 5”

1 11 2014
efímera (11:48:43) :

Preciosa foto. Y qué yuyu da aquella españa… Y qué , curioso país que pasa de la beatificación a la “botoxificacion”, borrando. el resto del camino con un Alzheimer galopante

1 11 2014
Ovidio Parades (12:12:11) :

Incondicional, como sabes, de estos Apuntes. Precioso texto.

1 11 2014
Vicente Sort (13:21:14) :

Que verdad mas grande,de este triste país que no hace un cambio de 180 grados por mucho tiempo que pase,el que escribe que esta en la tercera edad que se dice ya ha perdido la esperanza de que cambie.

2 11 2014
mari carmen (12:24:14) :

¡Lo recuerdo perfectamente! menos mal que mi madre era una rebelde de su tiempo y no nos obligaba a ir! ¡A mi me produce una gran tristeza si recuerdo esa época. ¡Me encanta leerte!

2 11 2014
Conshi (14:47:35) :

Querida Marujasión:

Aunque tu fuerte es sel periodismo deportivo y la crónica gastronómica de astualidá, me ha gustado musho tu Apunte 5, porque demuestra que fuera parte tus deberes profesionales, conservas suna vena poética no desdeñable y limpia.

La joven de la foto, abrazada a sí misma, preside con enojo unas filas de mujeres bíblicas, enlutadas, con sus manos juntas delante de la sintura, seguramente analfabetas, dolidas por la pérdida de seres queridos y cuyo horizonte vital no iría más allá de criar algún hijo, limpiar la casa y hacer la comida rutinariamente.

Me han recordado a mi abuela, viuda de un socialista campesino fusilado por Franco, mi abuelo, cuyo nombre consta junto a otros en una lápida grande de fusilados en un luminoso y bellísimo cementerio de Córdoba.

Ella triunfó como costurera y crió a sus hijos desentemente. Qué cosas.

2 11 2014
Raúl Fernández Justo (18:36:22) :

En las aldeas de Ourense,en los años setenta, la totalidad de las mujeres vestían luto. Mi madre, recién enviudada en México, se enfundó el negro casi de por vida(siendo niños resolvimos romperle toda su ropa negra) yéndose a enterrar en aquel horrendo lugar. Una impresión indeleble fueron aquellas mujeres enlutadas de por vida. Aquellos pañuelos, aquellos vestidos aquellas caras jóvenes resignadas y derrotadas…

3 11 2014
CBT (09:37:56) :

Inmejorable elección la de esa foto. Aglutina tantas cosas y es tan representativa…
Cuánto tiempo se necesitará para depurar esa negrura…

3 11 2014
Aracne (13:36:27) :

CBT, se necesitan 4 generaciones, por lo menos…y eso si en ese mientrastanto se producen cambios reales y no solo de fachada.
Del negro en Extremadura y de sus santos inocentes, prefiero tender un tupido velo blanco o rojo.
De visitar cementerios sí que nos libramos, pero no así de visitar Sagrarios en Jueves Santo, con velo negro y misal bajo el brazo, sin mucho convencimiento, bien sea dicho. Y luego a pasear por las diferentes plazas y Calles Mayores.
Hermosos apuntes y estupenda foto de la memoria. Gracias Maruja.