Así se titula mi colu de hoy, que empieza de la siguiente manera:

Posee el director general de la Benemérita, don Arsenio Fernández de Mesa, un amplio, nutrido y envidiable currículo de político ppepero a toda pensión, y un look de señorito jerezano,entre Arturo Fernández (el actor) y Bertín Osborne (lo que sea), tan impresionante que, cada vez que tropiezo con él en una foto o una imagen televisiva, ganas me entran de arrodillarme y ponerme a lustrarle las botas, escupitajo va y escupitajo viene. Lapo, cepillo. Gargajo, escobilla. Flema, gamuza. Y así, hasta agotar los sinónimos del diccionario. Me doblo sólo con verle.

 Que si queréis leerla completa, en El Diario.