Su discurso en la ONU: Vale la pena.