A ver qué os parece esta carta de una ex empleada de Barclays a su CEO, en elconfidencial.com