Os dejo el primer parrafico de mi artículo de hoy:

Pocas situaciones más oportunas para que la Unión Europea suspenda el acuerdo de Schengen -desde luego, infinitamente superior a la Invasión de los Otros que tanto tememos- que el hecho de que la Justicia esté permitiendo que Rodrigo Rato vaya por ahí suelto, con el carné de identidad en el bolsillo y un yate para surcar las aguas. Éstos de la UE están en lo que están, que es un no estar en ningun sitio cuando se les necesita.

 Enrtero, en eldiario.es