Aquí tenéis un párrafo de mi artículo de hoy:

Se trata de escaramuzas desesperadas de líder agónico que él, en su desvarío, considera posiblemente tácticas adecuadas, ayudado por la claca de estimulantes jovenzanos que ahora le rodea. Caerán babas verdes de sus bocas pero, creedme, más allá de ponernos de momentánea mala hostia, no nos afectarán. Mariano Rajoy y, lo que es más importante, su partido, van a ser relevados al lugar del que nunca debieron salir. Que, desgraciadamente, no es la nada, sino un pedazo de este algo, exactamente el que les corresponde por el número de gente de derechas que hay en este país. Ni más ni menos. Con eso debería bastarles. A nosotros nos sobra. Y eso porque, nosotros sí, consideramos que las urnas son sagradas.

 El artículo entero lo encontraréis en eldiario.es