El fascismo que viene

Sin fronteras… sólo para el riesgo de la prima. Las personas siguen siendo el enemigo. En www.publico.es