Casi doce años después

14 06 2013

Repasando material escrito por mí misma para el diario en el que trabajaba, con objeto de situarme en el tiempo sobre el que quiero escribir, en parte, en mi próximo libro de recuentos, he recordado que, por noviembre de 2001, Colin Powell anunció que estaba diseñando un nuevo plan de paz para Oriente Próximo. Debió de terminarlo, porque el asunto ha salido redondo. Casi doce años después, nunca ha habido mayor inestabilidad en la región. Es como para felicitar a Colin y a sus sucesores, incluido el presiente Obama. Qué gracioso que, después de unos 90.000 muertos, la línea roja en la guerra civil de Siria la pongan los 150 que, dice, lo fueron por culpa del gas sarín. La democracia occidental hace aguas por todas sus cloacas. Aguas y mierda.