¡Viva Roma!

Me encanta esta noticia: www.guardian.co.uk