Ayer recibí mi libro

22 03 2012

No debería decirlo porque en la editorial lo llaman “el clandestino”, pero es que es el primerito y me lo han pasado ya. Hasta dentro de unos días no habrá ejemplares para los amigos y los periodistas (por fortuna, a esta edad hay muchos de los primeros en la categoría de los segundos), y a las librerías llegará el 10 de abril. No es pasión de madre, pero a simple vista queda precioso y aparentemente no le falta nada, aunque id a saber. ¡Estoy contenta! Y Diana también. Deseando salir a promoverlo y compartirlo.



Soy Diana

26 02 2012

Bien, hemos terminado, ya os lo ha contado la jefa. Ella dice que se siente pos parto. Imaginad cómo me siento yo, que es como si me hubiera metido otra vez en el ataud del conde Drácula, a reposar hasta la próxima. Claro que, cuando empiece la promoción, brillaré, pero… Qué vida la de los personajes.

Estoy contenta de la aventura, aunque esta vez nos la hemos jugado las dos. Porque el tono impuesto en mi aventura anterior era ir de un sospechoso a otro, de un escenario a otro, hasta desenredar la madeja. Y los sospechosos venían de uno en uno, o al menos, así me enfrentaba a ellos. En esta ocasión dieciocho o así figuras, encerrados en un barco antiguo, Nilo abajo, sin poder movernos. Claro que he paseado por cubierta, he tomado negronis, he charlado con mi amigo el inspector Fattush mientras compartíamos un buen whisky bajo las estrellas y he tenido a mi Joy de nuevo conmigo.

Pero al terminar nos hemos dispersado y ahora estoy triste, igual que lo están los miembros de un equipo de cine cuando termina la película.

Dice la jefa que no piensa ver los Oscar en directo, que lo grabará y lo verá mañana. Está muy vaga desde que terminó. Me ha prometido que la próxima aventura será en Roma y con curas.



Disculpadme

16 02 2012

… Si estos días no atiendo el blog como es debido. Estoy intentando terminar la novela, y Diana y yo andamos muy alteradas. Todo tiene que cuadrar y, al mismo tiempo, tengo que sentir la frescura de que ignoro lo que va a ocurrir, lo cual resulta bastante complicado. Es mi primera experiencia en la novela de crímenes-artefacto misterioso a lo Agatha Christie pero con personajes neocolonialistas de ahora… Y en la batalla, me he hecho un pequeño esguince en el costado derecho. Menos mal que Diana sigue tan pimpante como siempre. Nos hablamos más tarde.



He tenido que cortar

30 01 2012

… la radio. Estaba en la SER escuchando la entrevista de Francino al presidente Fabra, deseando un reconocimiento sincero del momento por el que pasa la Comunidad valenciana, y un asumir responsabilidades, al fin y al cabo aparentemente ajenas, de la etapa del Incólume Predecesor. Y no, naturalmente: resulta que la culpa del hundimiento económico de allí es que recibieron menos ayuda del Gobierno central que las otras comunidades. Pues menos mal, porque se lo hubieran gastado en fastos.

Qué ascazo por la mañana.

Estos días estoy escribiendo brutalmente, tengo a Diana a toda máquina, ¡y por fin he podido matar a un personaje que me caía bastante simpático! En fin, cosas de escritriz criminaloide.



Soy Diana

14 01 2012

Que dice la jefa que la perdonéis pero está corrigiendo la primera mitad del libro. Yo me voy con ella, que me tiene preparada, para cuando termine, un capítulo en el que me siento como Catalina de Rusia. Besitos.