Para amantes de ‘Downtown Abbey»

Se continúa con la serie, en una deriva ya descaradamente lanzada al amarillismo. Personalmente, me encanta cuando los ingleses ruedan series sobre aristócratas rancios para complacer el apetito de lo que Hollywood cree que es The British High Class. En www.independent.co.uk