Buen día

22 03 2011

Y fotos personales de la presentación, ayer, en la Casa Fuster (el estupendo hotel que es ahora) de Barcelona, de los escritores que Planeta lanzará este Sant Jordi a comernos el mundo (o la Rambla). La cosa es que, tras el asunto, ¡Eduardo Mendoza himself nos recogió en su Volvo a lo Batman! Nos dijo: “Esperadme fuera y llego en dos minutos”. Y allí estábamos servidora, mi amiga Alba Fité (hada madrina del enlace con los medios y acompañante adorada por los escritores), y Carmen Amoraga, a quien amo también, periodista valenciana y muy buena escritora que ganó el premio Planeta finalista. Creo que la suya fue una gira de lujo, porque tanto Eduardo como Carmen son personas excepcionales, sin celos y sin mezquindades. Bueno, pues a lo que iba. Os dejo unas imágenes del, para mí, escritor más bello del mundo, al volante de su propio bólido, y feliz como un chiquillo, y nosotras, babeando.

Todo ello dicho sea con el máximo respeto por la actriz y directora teatral Rosa Novell, que comparte su vida. Fue una mañana estupenda, que se prolongó con un almuerzo con otros amigos, José Mari Izquierdo -cuyo libro, Los cornetas del Apocalipsis, presentamos por la tarde en la librería Laie con gran éxito-, su esposa Meli, y su editor, Antonio. Acabamos cenando los mismos y más. O sea, feliz.

Y ahora me pongo a escribir el Perdonen que irá de guerras.

Él llega

Él arranca

Él disfruta

Detrás, Carmen y Alba, felices

De copiloto y encantada de la vida



Ayer, qué de malas noticias

29 06 2010

Lo de la aprobación de las armas en EE.UU., lo del Estatut (se prevé una larga estación de estatutitis y estulticia), lo del genocida ruandés que vendrá a Madrid como si tal cosa para asistir a la Cumbre de los Objetivos del Milenio de Naciones Unidas, los mil niños saharauis menos que serán acogidos este año en España, a causa de la crisis… Para entretenerme, sigo como puedo el serial Félix Millet-Palau de la Musica catalana. Una historia digna de que la novele Eduardo Mendoza. Con esos tipos catalanes selectos, de las respetables familias, los honorables apellidos: trincando como bandidos. Hay señoritos así en Cataluña. No pestañean cuando ocupan su palco en el Liceu. Millet y Montull están en la trena, tarde que han entrado y aún veremos qué pasa. Leo que Itziar González, que fue estupenda concejal de Ciutat Vella y dimitió no hace mucho, harta, ha denunciado ante el juez que recibió presiones de compañeros del Ayuntamiento barcelonés, de los implicados y hasta de Xavier Trías, jefe de la oposición, que opta a la alcaldía por CIU.

A esa gente se la encuentra luego una en la concesión del Premio Nadal y saludan como si nada. Que pisan el Ritz como si fuera suyo.

Posdata: Yo también lo paso muy bien con vuestros comenarios A ver si os gusta esta rareza que os he buscado hoy. Nada menos que un calipso-merengue por Robert Mitchum.