¡Buenos días y esto es lo que hay!

Viendo esto, José Bono debió de maratonearse de gusto.