Caramelos y antidisturbios

5 03 2015

Un párrafo de mi artículo de hoy:

Según sigo la lógica de su refinado razonamiento, comprendo que lo segundo no se habría producido sin lo primero. Es decir, que seguramente ya de niños los Magos nos dieron en la sien con caramelos de Logroño, y hasta con Chupa-Chups (ese palito),  preparándonos para, en el futuro, ser adictos a Cuéntame y, con el tiempo, admitir sin pestañear cualquier reforma del Código Penal que quisieran endilgarnos, y cualquier cantidad de bolas, de goma y de todo tipo, que nos vinieran de allá do dicen que mora el orden, y la gente es bella, sofisticada y feliz.

 Entero, si os place, lo tenéis en eldiario.es