Poca vergüenza

Esto, en el mismo lugar del inútil aeropuerto con cabezón. www.elpais.com