Cotilleos cinéfagos

21 09 2010

Vanessa Redgrave tuvo un largo momento tonto cuando se enamoró de Franco Nero, posiblemente el menos actor de los actores, y el más pagado de sí mismo. Hicieron juntos, aparte de alguna película mema, un hijo que no sé dónde para. Que yo sepa, siguen siendo amigos, lo que habla bien de ella, que es una señora. A Nero le conocí personalmente en mis tiempos de Fotogramas, sé de lo que hablo. Seguramente estaba influenciado por Camelot, porque no se cortaba a la hora de proponer tríos de cama con amigos suyos impresentables… uf, era de huir nada más verle. Tenía unos ojos muy bonitos pero en general era tipo Paquirri, tirando a rústico.