La necesaria memoria

20 09 2011

Cuando os preguntéis cuándo empezó esta expoliación sistemática del planeta a cargo de los financieros, recordad: Ronald Reagan fue el primero. Los dos Bush le secundaron con entusiasmo; entremedias, Clinton hizo lo propio, y ahora Omaba sólo intenta poner daños calientes en una situación de predominio y hasta mandato de Wall Street, incumpliendo las promesas hechas en campaña. La desregulación de los mercados, iniciada por la siniestra pareja Reagan-Thatcher, nos ha conducido hasta aquí. Hasta el triunfo de Esperanza Aguirre y su cruel ideología, sin ir más lejos. www.publico.es