Pues sí, era Gigi

Cogno, cómo me falla el giga