La cara de Felipe

Si alguno de vosotros vio las honras fúnebres de Chávez, repararía en la mirada vacua de Felipe de España, sentado detrás de Ahmadinejad, tratando de no mirarle el cogote. Pintoresca ceremonia, vive god. Con Maduro en el papel de Marco Antonio: «No he venido aquí para enterrar a César».

Brillantez psicológica

Los papeles de Wikileaks ofrecen hallazgos brillantes en materia de psicología. «Siempre retiene a los leales aunque sean torpes o hayan perdido elecciones y se rodea de gente que le dice a todo amén porque él no admite malas noticias o críticas». Esta frase forma parte de los despachos de la embajada en referencia a Hugo Chavez. Pero no me digáis que no conocéis a más de una persona a quien podría aplicársele la misma definición.

Por |2010-12-13T09:22:31+01:0011/12/2010|Categorías: actualidad, internacional|Etiquetas: |8 Comentarios