Bacall, Bogart y Capote

21 02 2011

Acabo de leer en Vanity Fair en inglés, el de marzo -especial cine, como cada año-, una estupenda entrevista de Matt Tyrnauer a una octogenaria y muy lúcida Lauren Bacall. El entrevistador, que es muy fino pero no se arredra ante el mito, se atreve a comentarle la anécdota que Truman Capote contaba -y el autor de Música para camaleones era un lenguaraz poco fiable en materia de fardes-, muy divertida -fuese o no real- sobre cómo le hizo un blow job a Humphrey Bogart. La historia es la siguiente. En una noche dura de copas -conociendo la fama de ambos la podemos imaginar-, Capote le propuso a Boggie un mano a mano de eso que hacen los tíos de las pelis de John Ford con los brazos, agarrándose e intentando tumbar al adversario. El novelista le dijo que si ganaba a Humphrey, éste permitiría que le hiciera el trabajo. Perdió el actor, y según Capote ambos subieron al altillo y ello ocurrió. La respuesta de Lauren Bacall es una rotunda y ronca carcajada, seguida de una tranquila negativa, seguida de otra anécdota. Y es que, estando Bogart y Noel Coward -el famoso, ingeniosísimo escritor y hombre de mundo, completa y abiertamente gay- compartiendo habitación en casa de un amigo común –Clifton Webb-, que daba una fiesta, Noel le puso a Humphrey la mano en una rodilla. El otro declinó gentilmente: “Si me gustaran los hombres, tú serías el primero. Pero ocurre que me gustan las chicas”.

Es por estas cosas, entre otras, que Vanity Fair es mi revista predilecta.

escena hogareña, los Bogart



Un café para mejorar el día

10 06 2010

Y no me refiero a un café en taza, sino a un cafetín tirando a tirao, un lugar con marineros, humo, alcohol, un pianista sentimental, una pareja que se ha encontrado para siempre y la posibilidad de la aventura que nos conducirá cogidos del pescuezo hacia aquel lugar en donde nos esperan los ineludibles espejos. Os dejo con Lauren Bacall, Humphrey Bogart y Hoagy Carmichael, en algún antro del Caribe. Y luego os subo el post diario, que ahora tengo que ponerme con la novela.