Valencia nunca defrauda

10 07 2010

En su lucha denodada por oponerse a la Ley de Salud Sexual e Interrupción Voluntaria del embarazo, el Partido Popular ha dado el fórceps de salida a esa extraña criatura que tiene en Valencia gobernando: La Deformaeta (en adelante LD). Este ente deforme pero implacable se propone incluir, en sus campañas contra la libre decisión de la mujer, fotografías de fetos tomadas dentro del vientre de su madre, en diferentes momentos de la gestación. Con tales ilustraciones dicen que piensan “disuadir” a las mujeres, aunque existen verbos más adecuados: presionar, acojonar, manipular, apesadumbrar, calumniar (no otra cosa es tildar de ‘asesinato’ las interrupciones voluntarias de embarazo).

Cabezas visibles de La Deformaeta

Aunque sé que mi mente sólo semi enfebrecida jamás podrá alcanzar las imaginativas fórmulas de LD, propongo que los partidarios de esta nueva ley acompañemos nuestras intervenciones, en favor del aborto por motivos que no hace falta explicar, con esta imagen dantesca que todos hubiéramos deseado no contemplar jamás, y que todavía hoy producen pesadillas.