Habrá que tirar de la cadena

11 12 2014

Aquí va el primer párrafo de mi artículo de hoy:

Resulta difícil imaginar, y eso que tenemos una amplia panoplia en donde elegir, un corto período de tiempo más repugnante que el que nos ha tocado vivir  en las últimas jornadas, desde el puente de la Purísima Constitución hasta el Día Mundial de los Derechos Humanos permanentemente violados, que celebramos este miércoles. Apesta la España oficial, y apesta hacia abajo, y sobre todo nos asquea la sospecha de que el hedor puede recrudecerse y convertirse en algo mucho más retorcido que un pestazo o que una epidemia. Sospechamos que puede llegar, esta sarna moral, a formar parte de nuestro cuerpo, como una descomposición de la carne que nunca cicatrizara, o un sarpullido vergonzante en la piel que no dejara de reproducirse, o un servil tullimiento de la columna que nos vertebra, o un insistente anublado del trigémino que confundiría algunas de nuestras percepciones para siempre.

 Podéis leerlo completo, como cada jueves, en eldiario.es


Nuestros débiles orgasmos judiciales

4 12 2014

Aquí va el primer párrafo de mi artículo de hoy:

Si me pusiera zafia hasta la incertidumbre podría equiparar nuestras alegrías judiciales a esos orgasmos tontos que se producen después de un coito decepcionante con una persona que prometía excitar en privado al menos lo mismo que sugería a primera vista. Si la Justicia, la nuestra, me pone y nos pone –o así debería ser–, sus muy esperadas resoluciones llegan tan tarde y después de un trajín tan poblado de espinas que más que provocar un estallido de jugos vitales y otros gozos nos dejan fláccidos, sudorosos y preguntándonos si esto va a ser así toda la vida.

 El resto, en eldiario.es, como cada jueves.

 



Los tejemanejes de la Fiscalía

26 09 2013

Sobre la extradición:

La primera orden de detención dictada en la historia contra cuatro exmiembros de las Fuerzas de Seguridad franquistaspermaneció durante al menos 48 horas en un cajón de la Fiscalía de la Audiencia Nacional, sin que los graves delitos que en ella se describen fueran trasladados al juez de guardia. Ese retraso motivó que el caso no recayera en el magistrado Fernando Andreu y que finalmente haya sido el siguiente en el turno de guardias, Pablo Ruz, quien haya incoado el expediente de extradición contra Juan Carlos González Pacheco y Jesús Muñecas, tras comprobar que José Ignacio Giralte y Celso Galván ya han fallecido.

 Completa información en El Diario


Complementando lo anterior

30 01 2012

En www.elpais.com