Faltan bisturíes y sobran tiritas

18 12 2014

Aquí tenéis el primer párrafo de mi atrtículo de hoy:

Me pregunto por qué me produce tanta grima, en estos tiempos, esa cena inocente y navideña en la que sus señorías y los periodistas que cubren información parlamentaria comparten manteles, y los primeros reciben ocurrentes premios –que agradecen con no menos simpáticas réplicas–, instituidos por los segundos, en un ambiente distendido y natural. Nunca me había despertado urticaria estética –por lo menos– una celebración que pretende fomentar el buen rollito entre unos y otros, ser ejemplarizante y a lo Obama contando chistes para washingtonianos en la Casa Blanca ¿O se debe, precisamente, a esto último, a que no soporto que confraternicen? De qué demonios de buen rollo hablamos considerando, a), que la mayoría de los políticos que deberían representarnos nos están asfixiando; y b), que los periodistas –que nos representan en el mismo grado e, idealmente, para incomodidad de los poderes públicos– nunca han tropezado con más dificultades para realizar decentemente su trabajo.

Podéis leerlo entero, como cada jueves, en eldiario.es.



Qué lástima

10 04 2014

Así titulo mi artículo de hoy, y asi empieza:

Me dejan planchada esto que llaman debates y que no consisten sino en monólogos, o como mucho contrarréplicas, y que parecen tan inanes como la madera que forra las paredes y las bancadas del Hemipléjico, antes conocido como Hemiciclo.

Me pasa por encima, y me hunde, que una vez tras otra se dediquen sus señorías a defender sus posiciones sin hacer no ya un mínimo esfuerzo por entender las del oponente, sino ni siquiera mostrar un poco de interés por lo que puede interesar de verdad a los gobernados.

 El resto, como cada jueves, en eldiario.es


Ya sólo falta que declaren a Aznar, su consejero, no apto en general

1 05 2012

Murdoch: www.elpais.com