El talento de Miss Highsmith

13 01 2011

Leyendo en la cama la biografía Patricia Highsmith, de la minuciosa Joan Schenkar, muy crítica con la gran escritora de culpas, aberraciones, inquietudes y conciencias normales-criminales. Es crítica pero concienzuda, y por lo visto Patricia era lo nunca visto, algo así como una niña de seis años con una hermana gemela Negra y Criminal, al menos en materia de sentimientos. En todo caso, es una biografía dura pero respetuosa, y muy documentada, basada en casi cuarenta cuadernos y montón de listas que la creadora de Tom Ripley solía confeccionar. Por cierto que me quedo con el título original de la bio, The Talented  Miss Highsmith. A ella le habría gustado más.

Tuvo una relación de amor-odio con su madre muy destructiva para ambas, que en ella se reflejó, por lo visto, en su mala disposición hacia la comida. Afirma Schenkar que hay un largo elenco de personas perjudicadas por haber compartido mesa con ella y sus extraños comportamientos. Doy fe porque me pasó a mí, y creo que ya lo he contado en Mujer en guerra, cuando la entrevisté, pero sólo al leer la bio he comprendido la causa de lo que pasó. Al acabar de cenar, ella sacó uno de sus Gauloises rubios y yo, gentil -y también fumadora, a la sazón- le ofrecí fuego. Entonces ella, con su mano temblorosa -temblaba mucho: alcohol, supongo-, retiró el pitillo de sus labios, adelantó éstos ¡y yo casi la quemo! Y todo eso porque,por lo visto, cuando veía a los demás comer como seres normales, ella se ponía fatal.

de joven

más o menos cuando la conocí



Vamos a ver

29 07 2010

Literalmente, vamos a ver a Alain Delon en una secuencia de imágenes pertenecientes a A pleno sol, con la banda sonora de Nino Rota como fondo. Esta peli, dirigida por René Clément, es en mi opinión mejor adaptación de la primera novela de Ripley que escribió Patricia Highsmith… quiero decir mejor adaptación de lo que ella pensaba. Lo que fastidia el filme es el final: sacaron la moralina de la época (es de 1960 en punto) y metieron al chico en la trena, cosa que nos dolió a todos, porque la gracia de Ripley estriba, precisamente, en su impunidad. Y Delon es el Ripley más ajustado, pilló el carácter amoral del personaje. Hay una secuencia sublime, quienes la hayáis visto no lo habréis olvidado, en que el tío, después de cargarse a un pesado que se entromete en su camino, y con el cadáver en la cocina, decide ir a comprarse un pollo, meterlo en el horno y cocinarlo, mientras espera a que se haga de noche para sacar el cuerpo de casa. Cuando el pollo está listo se lo come con voracidad. Le importa un comino lo que ha hecho, sólo está hambriento.

Ocurre que hoy me he despertado con ganas de Alain Delon. He ido a la mina tube a por mi predilecta, Rocco y sus hermanos, pero pone de un triste que no es para estas horas. Sin embargo, A pleno sol es una agradable historia de asesinatos y suplantaciones, que transcurre en Italia. Y Delon … De joven era tan guapo que hacía daño mirarlo.