A Pepa Fernández

Que sepas, mi querida Susan Sarandon, que tu voz de cristal y tu inteligente forma de hacer radio se quedan dentro de mi como un precioso tesoro. Nos seguimos viendo por el camino, hermana pequeña.