Ah, escribir lo que siento estos días…

14 06 2015

¿Cómo no sentir congoja al contemplar las frescas presencias de Ada y Manuela, y de muchos otros -aunque Ada y Manuela son las especiales: por tantas razones que el corazón entiende-, cuando veo las miradas aviesas, las sonrisas de “espera y verás” de quienes, en sus bancadas, maquinan zancadillas, ataques y conspiraciones? Pero así son la belleza y la fragilidad del bien y de la verdad cuando aparecen, cuando se sitúan en el lugar que les corresponde. Rostros huidizos de los malevos de la política, os sin escrúpulos. Habrá que seguir luchando por los que son nuestros. Ya nunca más podemos ser espectadores. Habrá que defenderlos.



La ilusión política y el orgasmo

11 06 2015

Aquí os dejo un fragmentico de mi artículo de hoy:

No hay que desesperar. Si algo bueno nos está ocurriendo, en estos días y noches, y ocurren muchas cosas que no están nada mal, es que el país entero se ha convertido en una inmensa ágora formada por muchas corralas, con un trasiego de intercambios y de peroratas que no sólo ponen a prueba nuestra paciencia: les retratan a todos y cada uno de los participantes. Nos retratan, también.

Entero, lo encontraréis en eldiario.es



Entre Mr. Chance y Bitelchús

28 05 2015

Así empieza mi artículo de hoy:

Estos van a morir matando, salvo excepciones, salvo esa gente que se halla hasta las narices de la torpeza de su líder, cual es el caso de los agobiados del evangelio de los últimos días, que posiblemente se retiran, en directo o en diferido -pero no nos acostumbremos: muy pocos más van a dimitir-, para intrigar en segunda fila y regresar cuando escampe. Los que se quedan, aferrándose al poder con la excusa de su mantra “somos el partido más votado”, muestran patéticamente lo que son. Garrapatas que permanecieron incrustadas detrás de nuestras orejas mientras nos duró la catatonia; incapaces de actuar ahora que cae sobre ellos el aceite de sus vacas flacas, destilado por este despertar.

 Entero, lo tenéis en eldiario.es


A votar Humanidades, gente

21 05 2015

Así titulo mi artículo de hoy, que empieza así:

No es una tormenta en un vaso de agua, una falsa alarma, el hundimiento de un souflé. Ni un espejismo ni el sueño de una noche de verano. Ni un ramalazo ni un capricho ni un sarpullido ni un calentón. Cualquiera que sea el resultado -y va a ser duro quitarles a Estos el poder de que se apropiaron, a fuerza de añadas, prebendas y tentáculos-, el Nosotros, en sus múltiples manifestaciones, ha venido para quedarse. No es espuma. Es fermento. Y por mucho líquido que aún quede por cuajar, ahí está, hormigueando, dando vueltas con el sueño colectivo a cuestas, empapando las sábanas con el deseo de un mundo mejor, de un país mejor, de un municipio mejor, de un barrio mejor, de un corazón mejor entre dos puertas.

 Entero, lo encontraréis en eldiario.es


Adiós, etcétera

26 02 2015

Aquí tenéis el primer párrafo de mi artículo de hoy:

Lo que vimos en el Hemiciclo no fue sólo a un presidente del Gobierno a quien la oposición, cual gota malaya, fue sacando de sus casillas, como han divulgado acertadamente los medios, tan poco habituados a verle perder sus flemas y otros humores. Lo que también vimos fue al soberbio, despreciativo, elitista y muy peloteado y aclamado por los suyos Mariano Rajoy, tratando por fin a la oposición, de viva voz y ya no sólo mediante ausencias y huidas, tal como ha venido tratando a los españoles desde que empezó a mandar.

Enterico, en eldiario.es, como cada jueves.