Domitila contra la amnesia

Así titulo mi articulo de hoy, cuyo primer párrafo reproduzco:

Si Domitila Vicente no existiera, este país sería mucho más pobre de lo que es, mucho más ignorante y, desde luego, mucho menos digno. Domitila y su cuarentena de vecinos, afectados como ella por las preferentes, protestones como ella ante el Concello de O Rosal, su pueblo. Domitila y todos los que se soliviantan por lo que se les roba, lo que se les arrebata. Hombres y mujeres que son apaleados y no se rinden, que son multados y no se cansan, que son calumniados y siguen firmes. De vez en cuando consiguen un rincón en los periódicos, y de repente nos ponen en contacto con la realidad que los grandes titulares ningunean porque han hablado fulano de tal, que se va, o mengano de cual, que se queda -oh, sí, se quedan muchos más-, y eso parece más noticia.

 Etero, lo podéis leer en eldiario.es
Por |2015-04-13T21:47:30+01:0009/04/2015|Categorías: economía, política|Etiquetas: , , , |8 Comentarios

Bidesiguales todos

Aquí tenéis el primer párrafo de mi artículo de hoy:

Dos exasperaciones tiran de nosotros, al menos de mí, cuando alguien me dice que el nuestro es un país desastroso y que no tiene remedio, o cuando soy yo quien lo afirmo, exasperada. Por un lado, la desproporción en la administración de justicia, que se ceba en los desiguales de abajo mientras admite cuantas vías de escape al castigo utilizan los desiguales de arriba. Por otro, la no menos espeluznante incapacidad de los partidos a la izquierda del PSOE para unirse y aplicarse, juntos, a la tarea de desengancharnos del vicio del bipartidismo.

 Entero lo odéis leer en eldiario.es
Por |2015-04-13T21:44:40+01:0026/03/2015|Categorías: economía, política|Etiquetas: , , , , , |14 Comentarios

Malos conocidos, buenos por conocer

Aquí tenéis el primer párrafo de mi artículo de hoy:

Cree el PP, en su calidad de ungido por el nacional catolicismo, por la cadena darwiniana del expolio (consagra la supervivencia del más despiadado), y por el aplauso del conservadurismo que gobierna la mayor parte de Europa, que la estafa, el fraude y el engaño, cuando los perpetra uno de sus miembros, o una manada, no sólo no son delito, sino que ni siquiera son pecado. En realidad, los hechos le dan la razón: por mucho que roben sus contrarios, son unos chapuceros a quienes siempre acaban pillando. Ellos no, ellos saben de triquiñuelas y conocen, desde hace generaciones, el arte de la apropiación del país que creen suyo. A ver si precisamente por este arte suyo van a tener premio electoral.

 Entero, como suele, en eldiario.es
Por |2015-04-13T21:42:00+01:0019/03/2015|Categorías: economía, justicia, política, reino animal|Etiquetas: , , |11 Comentarios

Adiós, etcétera

Aquí tenéis el primer párrafo de mi artículo de hoy:

Lo que vimos en el Hemiciclo no fue sólo a un presidente del Gobierno a quien la oposición, cual gota malaya, fue sacando de sus casillas, como han divulgado acertadamente los medios, tan poco habituados a verle perder sus flemas y otros humores. Lo que también vimos fue al soberbio, despreciativo, elitista y muy peloteado y aclamado por los suyos Mariano Rajoy, tratando por fin a la oposición, de viva voz y ya no sólo mediante ausencias y huidas, tal como ha venido tratando a los españoles desde que empezó a mandar.

Enterico, en eldiario.es, como cada jueves.

Faltan bisturíes y sobran tiritas

Aquí tenéis el primer párrafo de mi atrtículo de hoy:

Me pregunto por qué me produce tanta grima, en estos tiempos, esa cena inocente y navideña en la que sus señorías y los periodistas que cubren información parlamentaria comparten manteles, y los primeros reciben ocurrentes premios –que agradecen con no menos simpáticas réplicas–, instituidos por los segundos, en un ambiente distendido y natural. Nunca me había despertado urticaria estética –por lo menos– una celebración que pretende fomentar el buen rollito entre unos y otros, ser ejemplarizante y a lo Obama contando chistes para washingtonianos en la Casa Blanca ¿O se debe, precisamente, a esto último, a que no soporto que confraternicen? De qué demonios de buen rollo hablamos considerando, a), que la mayoría de los políticos que deberían representarnos nos están asfixiando; y b), que los periodistas –que nos representan en el mismo grado e, idealmente, para incomodidad de los poderes públicos– nunca han tropezado con más dificultades para realizar decentemente su trabajo.

Podéis leerlo entero, como cada jueves, en eldiario.es.