Una buena lectura

13 08 2013

“La historia ferroviaria de España está hecha de codicia y osadía. La segunda mitad del siglo XIX vivió una guerra de compañías en la que la estación del Norte fue protagonista. De erigir su primera versión en 1861 se encargó la Compañía de los Caminos de Hierro del Norte de España (CCHNE), propiedad de los hermanos Pereire. El proyecto estrella de estos potentados franceses era la línea Madrid-Irún, diseñada para continuar hasta Hendaya. Sus grandes antagonistas eran los Rothschild, que impulsaron la construcción de Atocha como nódulo de su Compañía de los Ferrocarriles de Madrid a Zaragoza y Alicante”.

Un buen reportaje de jerónimo Andreu, gran historia bien contada. Podéis leerla completa en www.elpais.es