En este día de regalos

6 01 2015

Eran, más o menos, así

 

 

Dedico un más que sentido recuerdo al juguete que me hizo más feliz: las muñecas recortables de papel con sus vestidos y complementos, que guardaba en una caja de puros, y gracias a las cuales empecé a pasar momentos íntimos con las historias que inventaba para ellas y para mí. Vivan la imaginación y sus estímulos, que son el mejor regalo.