Ayer, qué de malas noticias

29 06 2010

Lo de la aprobación de las armas en EE.UU., lo del Estatut (se prevé una larga estación de estatutitis y estulticia), lo del genocida ruandés que vendrá a Madrid como si tal cosa para asistir a la Cumbre de los Objetivos del Milenio de Naciones Unidas, los mil niños saharauis menos que serán acogidos este año en España, a causa de la crisis… Para entretenerme, sigo como puedo el serial Félix Millet-Palau de la Musica catalana. Una historia digna de que la novele Eduardo Mendoza. Con esos tipos catalanes selectos, de las respetables familias, los honorables apellidos: trincando como bandidos. Hay señoritos así en Cataluña. No pestañean cuando ocupan su palco en el Liceu. Millet y Montull están en la trena, tarde que han entrado y aún veremos qué pasa. Leo que Itziar González, que fue estupenda concejal de Ciutat Vella y dimitió no hace mucho, harta, ha denunciado ante el juez que recibió presiones de compañeros del Ayuntamiento barcelonés, de los implicados y hasta de Xavier Trías, jefe de la oposición, que opta a la alcaldía por CIU.

A esa gente se la encuentra luego una en la concesión del Premio Nadal y saludan como si nada. Que pisan el Ritz como si fuera suyo.

Posdata: Yo también lo paso muy bien con vuestros comenarios A ver si os gusta esta rareza que os he buscado hoy. Nada menos que un calipso-merengue por Robert Mitchum.