Vecinos de Angrois: la verdad verdadera

4 08 2013

“En la pequeña aldea de Angrois hay muchos ancianos. Cuando alguno tropieza y cae al suelo corremos a levantarlo. Es una reacción espontánea, humana. Eso hicimos la noche del 24 de julio. No pensamos, actuamos. Agotados, sin cenar, sin dormir, desde las ocho de la mañana hasta que desfallecimos respondimos al estribillo de cientos de micrófonos: «Dónde estabas, qué hiciste, qué pensaste, qué viste?». Mientras, por la plaza, el puente y las vías transitan uniformes, chalecos amarillos y corbatas; las gigantescas grúas levantan convoyes, las maletas, bolsos y el dinosaurio verde fosforito son transportados a furgonetas custodiadas. Ya no hacemos falta, no nos dejan ni mirar, para regresar a casa hay que dar el paseíllo por senderos oscuros. En casa los teléfonos fijos y móviles no paran de sonar, todos quieren una entrevista, desde Estados Unidos a Japón. Intentamos ser amables, educados. Para no herirnos apagamos el televisor, la radio, el ordenador, apartamos los periódicos”.

Leed más en www.lavozdegalicia.es



Carta de una madre

31 07 2013

 

“Soy la madre de Carolina Besada Garrido, que falleció a los 18 años en el accidente de tren de Santiago. Me gustaría hacerles llegar este escrito y les agradecería que le diesen la máxima difusión. Mi hija siempre me dijo que se sentía orgullosa de que fuese una luchadora y sé que no le hubiese gustado que me quedase callada. Esto es en homenaje a ella”.

 

Leed más en www.farodevigo.es



Lo de Suso de Toro

31 07 2013

Nadie esperó a que las autoridades diesen la orden de actuar, fue la pura energía del arranque de los vecinos y de las personas que estaban en la primera línea de los servicios de emergencia lo que puso todo a andar. Le siguieron los sectores profesionales sin esperar a ser llamados, sanitarios, psicólogos, bomberos que suspendieron la huelga que mantenían…No fue el estado quien echó mano de sus recursos sino los vecinos y las personas concretas quienes se volcaron por delante de los responsables políticos.

Una ciudad, su entorno y un país entero estaban dispuestos a ofrecer sus brazos para ayudar o para donar sangre. Eso ocurrió al nivel de la gente. Por otra parte, en días posteriores hemos conocido hasta que punto falló el nivel de los responsables políticos y el disparate y la irresponsabilidad de algunas decisiones. Como ocurre siempre en Galicia, una vez más la gente respondió y las autoridades no”.

Leed más en www.eldiario.es



El artículo de David Torres

30 07 2013

“Al final, lo más terrible de la tragedia de Santiago es que acabará convirtiéndose en una metáfora de este triste país donde los aeropuertos se construyen al tuntún, para que caguen las palomas y se paseen los nietecitos de los caciques locales, mientras que las líneas ferroviarias se confían a las manos de un pobre hombre falible que lleva un tren como si llevara a sus espaldas el mundo. Al final, mira tú qué pena, Renfe se va a quedar sin vender otro tren de alta velocidad a los brasileños. Una vez más, señores, hemos viajado por encima de nuestras posibilidades”.

Leed todo el artículo en www.publico.es