El cha-cha-chá debido

22 06 2010

Tras haberme acompañado tan bien en la tristura de estos últimos días, y escampadas las boiras al menos por el momento, os debía una música alegre y, a sugerencia de uno de vosotros, sólo podía ser un cha-cha-chá. Pues aquí os subo Pan, amor y cha-cha-chá, a cargo de Abbe Lane y Tito Puente. ¡Alegría para el cuerpo!