Estoy mucho mejor

22 12 2011

Resentida del lomillo, eso sí, y sintiéndome como una croqueta de voltarén, pero puedo hacer la maleta y estoy contenta de lo bien que lo he pasado, lo buenos que han sido mis amigos, lo mucho que me he divertido, lo que he callejeado y etcétera. ¡Y ahora, a casa! Ojalá la lotería esté bien repartida y entre quien más la necesite. ¡Tonino, que vuelvo!